La historia de la pizza

La historia de la pizza

Si a ti también te gusta pedir pizza en Sarrià Sant Gervasi en Barcelona, seguramente ya conozcas sobradamente todos los deliciosos sabores y variaciones que existen de este popular plato. Sin embargo, puede que no sepas cómo nació este delicioso plato. En este artículo te lo contamos.

Para empezar, existen numerosas pruebas y datos históricos que confirman que la invención de la pizza se remonta al uso del pan, más de 600 años antes del nacimiento de Cristo. Los griegos y los persas, por ejemplo, tenían abundantes platos basados en un pan plano al que le añadían ingredientes como ajo, queso o dátiles; algo que dio pie al origen de este delicioso alimento.

Sin embargo, si nos ceñimos a la receta básica de la pizza, aquella formada por masa, queso y tomate, deberemos remontarnos al siglo XVIII, dado que no fue hasta entonces cuando el tomate llegó a Europa. Así, en los arrabales de Nápoles, los grupos más pobres y humildes comenzaron a usar el fruto rojo para cocinar un plato tan delicioso como económico. Seguramente ahora mismo te está entrando el hambre y quieres pedir una pizza en Sarrià Sant Gervasi en Barcelona, ¿verdad?

Por lo tanto, la pizza fue inicialmente un plato de pobres, mirada con desdén por los estratos más ricos de la sociedad, pero poco a poco su fama comenzó a extenderse por toda Italia gracias a los escritos de Alejandro Dumas, hasta que la clase aristocrática no pudo rechazarla por más tiempo.

De esta forma, la pizza se popularizó por toda Italia y después por toda Europa, volviéndose más y más compleja y convirtiéndose en el plato estrella que es hoy.

Si este artículo ha despertado tu hambre, y te apetece probar algunas de las mejores pizzas de toda Barcelona, no dudes en llamar a La Bona Pizza, donde estaremos encantados de prepararte un plato digno del mejor aristócrata.

haz clic para copiar mailmail copiado